24. junio 2019

El puente Maputo-Katembe gana el Premio FULTON 2019 - Una distinción de la Concrete Society of Southern Africa

El puente Maputo-Katembe es el puente colgante más largo de África y el nuevo símbolo de Mozambique.

El Prof. Mark Alexander otorga el Premio FULTON 2019 a Fan Zemin (CRBC) y Dean Swanepoel (GAUFF Engineering) por el puente Maputo-Katembe en nombre de Concrete Society of Southern Africa.

Un total de 340.000 m³ de hormigón ha sido utilizado en el puente.

El equipo ganador de izquierda a derecha: Victor Chen (CRBC), Fan Zemin (CRBC), Basilio Nzunga (EDMS). Lawrence Greene (GAUFF Engineering) y Dean Swanepoel (GAUFF Engineering)

Junto a la China Road and Bridge Corporation, GAUFF Engineering ganó el premio FULTON 2019 por el puente Maputo-Katembe. Este premio es el más alto y renombrado premio para edificaciones y nuevos desarrollos en la construcción con hormigón en los países subsaharianos y se concede cada dos años por la “Concrete Society of Southern Africa”. El puente Maputo-Katembe  principalmente es una estructura en hormigón, pero su calzada fue construida con segmentos de hierro prefabricados.

La ceremonia de entrega de premios tuvo lugar el 8 de Junio 2019 en Drakensberg, en África del Sur. El puente ganó en la categoría “proyectos de infraestructura con un valor de más de 100 millones de Rand”. El foco de la valoración se centró en el material de construcción hormigón, sus propiedades, su tratamiento y su aspecto visual, pero la durabilidad del hormigón tomó la relevancia  más importante. Durante la construcción del puente,  diseñado para una vida útil de 100 años, se utilizaron más de 340.000 m³ de hormigón, correspondiendo al volumen de 5.022 contenedores de carga (de 40 pies). A fin de garantizar una alta y constante calidad  del hormigón durante todo el periodo de construcción, se moldearon y analizaron unos 51.000 cubos de ensayo del hormigón. Como sustitución del cemento muy económica, se utilizaron hasta un 40 % de cenizas volantes provenientes de centrales eléctricas en África del Sur, estas cenizas son un factor esencial para una alta durabilidad del hormigón y lo hacen muy sostenible.

Además de las particularidades del hormigón, el puente tiene también otras novedades significativas, como por ejemplo ser en África el primer asfalto fundido en un puente de segmentos de hierro soldados , como un sistema de deshumidificación de operación ininterrumpida para la protección contra corrosión en los cables de suspensión del puente colgante y fue uno de puentes los más difícil a construir en voladizo, con una gran curvatura e inclinación lateral.

El reconocimiento va precedido de un amplio proceso de solicitud y selección. Las obras de construcción de los participantes en el concurso son visitadas y evaluadas por tres expertos de renombre. Ya en 2017, el equipo de proyecto recibió un premio FULTON por el desarrollo de este innovador hormigón. En la historia del Premio FULTON, el puente Maputo-Katembe es el único proyecto que ha recibido un premio durante dos años consecutivos.